Responsabilidad Social

También denominada responsabilidad social corporativa (RSC , puede definirse como la contribución activa y voluntaria de las empresas al alcance de los objetivos sociales, económicos y ambientales de los países, por lo general con el propósito también de mejorar su posición competitiva, su valor y su valor agregado en virtud de un sistema de evaluación del desempeño de la triple cuenta de resultados. Por esta administración y el concepto de gestión de las empresas abarcan un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión de negocios que buscan un nuevo equilibrio económico, social y ambiental. La Comisión Europea ha definido previamente Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como "un concepto por el cual las empresas integran las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores de manera voluntaria".
Esta función de negocios, entre otros, se establece también en la base del Acuerdo Comercial entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por una parte, Colombia y Perú, por otra parte, al establecer que se comprometen al objetivo del desarrollo sostenible, incluyendo la promoción del progreso económico, el respeto a los derechos laborales y la protección del medio ambiente de acuerdo con los compromisos asumidos, teniendo en cuenta también las diferencias en el desarrollo económico y social entre los signatarios.
Las partes también acordaron que reafirman los derechos y obligaciones existentes entre ellas en virtud del Acuerdo sobre la OMC. Por estas razones, consideramos importante incluir la RSE como parte de nuestras consideraciones cuando fundamos la Cámara de Comercio e Industria Perú-Unión Europea.
La Comisión Europea definió, en su momento, el concepto de la responsabilidad social de las empresas (RSE) como «la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores». Sostiene que abordar la responsabilidad social de las empresas redunda en interés de las mismas y manifiesta que para la competitividad de las empresas es cada vez más importante un enfoque estratégico sobre RSE. 
Considerando una moderna estrategia y definición, la Comisión Europea propuso una nueva estrategia de responsabilidad social de la empresa en octubre de 2011. En Comunicación, sobre la "Estrategia renovada de la UE 2011-14 para la Responsabilidad Social de las Empresas" (COM 2011-681del 25 de octubre 2011) la Comisión señala que con el fin de satisfacer plenamente la responsabilidad social corporativa, las empresas deben contar con un proceso para integrar las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas, el respeto a los derechos humanos y las preocupaciones de los consumidores en sus operaciones de negocio y una estrategia central en estrecha colaboración con sus grupos de interés. Con ello se espera reforzar la incidencia positiva - por ejemplo, a través de nuevos productos y servicios que aporten beneficios a la sociedad, e incluso a las empresas y que haga factible maximizar la creación de valor para sus propietarios/accionistas y para las demás partes interesadas y la sociedad en sentido amplio; e – identificar, prevenir y atenuar sus posibles consecuencias adversas.
La complejidad de este proceso dependerá de factores como el tamaño de la empresa y la naturaleza de sus operaciones. Para en la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, especialmente las microempresas, es probable que el proceso de RSE siga siendo informal e intuitivo.

La Naturaleza Pluridimensional de la RSE

Según principios internacionales, la RSE abarca, como mínimo, los derechos humanos, las prácticas de trabajo y de empleo (como la formación, la diversidad, la igualdad de género y la salud y el bienestar de los trabajadores), las cuestiones medioambientales (como la biodiversidad, el cambio climático, el uso eficiente de los recursos, la evaluación del ciclo de vida y la prevención de la contaminación) y la lucha contra el fraude y la corrupción. La participación de las comunidades locales y el desarrollo, la integración de las personas con discapacidad y los intereses de los consumidores, incluida la intimidad, forman parte también de la agenda sobre la RSE. Se admite que la promoción de la responsabilidad social y medioambiental en la cadena de suministro y la divulgación de información no financiera son aspectos transversales importantes. Además, la Comisión promueve los tres principios de buena gobernanza fiscal en las relaciones entre los Estados, a saber, transparencia, intercambio de información y competencia leal en materia fiscal. Se anima también a las empresas, en su caso, a que trabajen por la implementación de estos principios.
En la política de desarrollo de la UE se reconoce la necesidad de apoyar la RSE, promover el respeto de las normas sociales y medioambientales, y que las empresas de la UE pueden fomentar una mejor gobernanza y un crecimiento inclusivo en los países en desarrollo.
Considerando éstos objetivos y dado que uno de los fundamentos de la firma del Tratado es el de promover la construcción de relaciones sostenibles entre las empresas, los gobiernos, las autoridades y la sociedad para desarrollar la responsabilidad social y contribuir al desarrollo sostenible, ofrecemos a nuestros miembros las herramientas necesarias para facilitar su cumplimiento para la formulación de sus programas y proyectos relacionados con esta función, sobre todo en el caso de Perú, a través de especialistas y equipos de implementación en español y quechua.

 
:: INICIO :: LA CAMARA ::: MEMBRESIA :: SERVICIOS :: UBICANOS :: MAPA DE SITIO ::  

Copyright 2013 - Todos los derechos están reservados por Euro - Perú Chamber